LESIONES MÁS COMUNES EN EL FÚTBOL

 

IGNACIO BOCARDO

FISIOTERAPEUTA DEL CADIZ C.F. SAD.

 

Causas mas frecuentes de lesión muscular Clasificación de las lesiones musculares Bibliografía

 

Volver al índice de la Revista

Para volver a la portada de DxT: Fútbol ->

Subir

 

 

 

Después de 9 años como fisioterapeuta en un club de fútbol profesional y tras recopilar toda la información al final de cada temporada, siempre llego a la conclusión de que las lesiones musculares es la patología más común que se da en el fútbol.

Por suerte o por desgracia, el club para el que trabajo lleva varios años en el pozo de la segunda división B del fútbol español. ¿Que quiere decir esto?. Pues que las condiciones que se dan en esta categoría no son las mismas que en categorías superiores. Ya sea a nivel de instalaciones, de material, de medios de transporte, de hoteles...en esta categoría es fácil que estos factores influyan a la hora de que este tipo de lesiones sea la más común. Además de esto, lo apretado del calendario de competición y la gran cantidad de partidos hacen, que la musculatura del jugador sufra este estrés.

 

CAUSAS MÁS FRECUENTES DE LESIÓN MUSCULAR

Tecnológicas: Debidas a un material inadecuado, a movimientos defectuosos, mala técnica...

Fallo electrolítico: Exceso de sudoración o diuresis. Perdida excesiva de iones(sodio, potasio, magnesio...) y de agua.

Trabajo excesivo: Suele aparecer al final de los partidos. Trabajo en anaerobiosis, produciéndose demasiado ácido láctico y acidosis intrafibrilar. Se produce una perturbación en los cambios iónicos de la membrana. Esto se agrava por la continuación del esfuerzo y se instala un círculo vicioso ya que se impide la llegada del aporte sanguíneo y oxígeno por la contracción y no se elimina el ácido láctico.

Temperatura: El frío puede provocar que no haya un buen aporte sanguíneo al músculo debido a la vasoconstricción. El calor p.ej. puede provocar un exceso de sudoración...

Cambio de entrenador: Cuando se produce un cambio de entrenador en un equipo, no sólo cambia este cargo. Muchas veces también trae consigo el cambio de preparador físico y otras ocupaciones...Normalmente un entrenador nuevo viene a un equipo porque el anterior ha fracasado en sus objetivos. Cada entrenador tiene una forma de plantear los entrenamientos, los partidos y puede que intensifique los entrenamientos para que sus sistemas sean captados con la mayor brevedad posible. Esto hace que aumente el número de sesiones de entreno y hay veces en la que la recuperación postesfuerzo no es la suficiente.

Si el cambio se produce en el preparador físico ocurre algo muy parecido. No todos trabajan de la misma manera y puede que al principio este cambio afecte a los jugadores y a sus músculos.

Cambio de superficie de entrenamiento: Las inserciones musculares sobre todo son las que se ven más afectadas por estos cambios. Cuando al principio hablábamos de que las divisiones inferiores se ven más afectadas, éste es un claro ejemplo de por qué. Un equipo de élite dispone de suficientes instalaciones para cuando un campo de entrenamiento se encuentre en mal estado, cambiarlo por otro. En los equipos de divisiones inferiores los medios no son los mismos. Sólo se suele disponer de un único campo o en su defecto de otros no de las mismas condiciones. Hay veces que cuando no se dispone de campo o debido a las condiciones climatológicas se recurre a realizar los entrenamientos en pabellones cubiertos, en la playa, en el bosque etc...Esto trae consigo que el cuerpo se tiene que adaptar a distintos tipos de dureza del terreno. La amortiguación no es la misma en cemento, en parquet o en arena que en césped, y la fuerza que el cuerpo tiene que hacer para adaptarse a estos cambios no es la misma. Si esto ocurre varias veces seguidas y de forma continuada los músculos se ven afectados por sobrecargas.

Desequilibrio muscular: Este puede ser uno de los motivos más frecuentes de lesiones musculares. Cuando se realiza un movimiento, existe un músculo que es el que realiza la función principal, otros sinérgicos y otros antagonistas. Para que un músculo pueda contraerse correctamente necesitamos que otro se relaje y deje hacer el movimiento con normalidad. Si el músculo que realiza el movimiento es demasiado fuerte en relación a su antagonista, éste puede que no soporte esa tracción y rompa en un momento del movimiento.

Incoordinación muscular: Como puede ocurrir por ejemplo en el fallo de un golpeo al balón.

Frenadas bruscas: Cuando ocurre esto, se produce un aumento de la presión intramuscular y hay veces que el músculo no la soporta y se rompe.

Otros: Falta de descanso, mala alimentación, infecciones...

 

CLASIFICACIÓN DE LAS LESIONES MUSCULARES

LESIONES NO TRAUMÁTICAS:

¨ CALAMBRES

¨ OTROS...

LESIONES TRAUMÁTICAS:

¨ CONTUSIÓN

¨ ELONGACIÓN O ESTIRAMIENTO

¨ SOBRECARGA

¨ CONTRACTURA

¨ DESGARRO O ROTURA FIBRILAR

¨ ROTURA MUSCULAR

¨ COMPLICACIONES DE LA CICATRIZ

Calambres: Es una contracción involuntaria, pasajera y dolorosa de uno o varios músculos, espontáneamente reversible por el estiramiento y la compresión. Provoca dolor local, molestias y espasmo del músculo afectado y una incapacidad para relajarlo.

Foto1

 

Contusión: Traumatismo directo sobre el cuerpo muscular. En el deportista el músculo suele estar en contracción por lo que es más fácilmente desgarrable.

La gravedad viene dada por la fuerza del impacto y por el grado de contracción en el momento del traumatismo.

El resultado de la lesión será la producción de un hematoma intramuscular o intermuscular. La localización más común suele ser en la cara externa del muslo.

Provoca un dolor vivo. Impotencia funcional inmediata o posterior. Si el hematoma es importante puede haber fluctuación. A las pocas horas puede aparecer equimosis que puede emigrar a zonas declives.

Si se ha producido rotura de fibras, puede aparecer una deformidad con depresión.

Foto2 Foto3

Elongación o estiramiento: Distensión de algunas fibrillas pero manteniéndose su integridad y la de la aponeurosis. El deportista siente un dolor muy vivo a nivel muscular, que no llega a impedir la realización de ejercicio. El músculo es sensible a la palpación y está medianamente contraído. Con la movilización activa reaparece el dolor y cesa con el reposo. No suele haber equimosis superficial. De difícil localización del lugar exacto, ya que el dolor es difuso en la masa muscular.

Foto4

 

Sobrecarga: Aparecen ligeras molestias en el músculo que no impiden la realización del ejercicio. Normalmente el deportista refiere las molestias al acabar el entrenamiento o partido. Suele ser el grado 1 de las roturas musculares. A la palpación el músculo aparece más tenso. No existe dolor a la contracción. El jugador puede estirar el músculo, no existe limitación al estiramiento. Puede aparecer un punto doloroso localizado en el músculo.

Contractura: Contracción involuntaria, duradera o permanente de uno o varios grupos musculares. Normalmente hablamos de contractura cuando nos encontramos con una molestia muscular desagradable, una disfunción motora y dolor a la palpación. Suele ser una sensación desagradable más que dolorosa. El músculo es sensible a la palpación. Suele aparecer una zona dentro del músculo más dolorosa y a la palpación pueden notarse pequeñas rugosidades. La contracción puede provocar dolor que aumenta si oponemos resistencia. Suele estar limitada la elasticidad si la comparamos con el miembro contralateral. Es una puerta abierta hacia la rotura muscular.

Desgarro o rotura fibrilar: Se rompen miofibrillas con lesión anatómica. Equivale al denominado "tirón". Se pasa de la elongación y se rompen fibras o fascículos con hemorragia local mas o menos importante. Aparece un dolor como un "latigazo". Signo de la " pedrada". La impotencia es inmediata pero relativa, permite el apoyo y la marcha. Duele incluso con el descanso, aunque se incrementa con la presión y el movimiento. Duele a " punta de dedo", en el centro de la lesión. Se produce derrame sanguíneo que forma un pequeño nódulo, a veces palpable. Suele haber equimosis a distancia.

 

Foto5 Foto6

 

La contracción del músculo afectado provoca dolor localizado en la zona de la rotura. La contracción contra resistencia nos va a localizar con mayor precisión el punto doloroso. Como medida de defensa va a aparecer contracturada la musculatura que rodea la zona de la lesión.

 

Foto7 Foto8

Rotura muscular: Puede ser total o parcial. Es una lesión superior a la rotura fibrilar. Aparece un dolor brutal e intenso. Las fibra rotas son numerosas y aparece un hematoma importante. De ello resulta una equimosis precoz a nivel de la rotura.

 

Foto9 foto10

 

Aparece un dolor lacerante y violento. Impotencia funcional total. Fluctuación crepitante a la palpación. Aparece un hachazo en el músculo.

BIBLIOGRAFÍA

· M. Fernández Fiaren y X. Azcargorta.: Cuadernos de Traumatología del Deporte I. Editorial Jims 1994.

· Peterson, L., y Renström, P.: Lesiones Deportivas. Prevención y tratamiento. Barcelona. Jims,.1989.

· D.B. Bernhardt. Fisioterapia del Deporte. Jims. 1990.

· Boyer, Th.: Lesiones del Aparato Locomotor en el Deporte. Barcelona. Masson. 1991.

· Danowski, R., y Chanussot J.C.: Traumatología del Deporte- Barcelona. Masson, 1992.

· Genety, J., y Brunet, E.: Traumatología del Deporte. Barcelona. Hispano-Europea,. 1989.

· Guillet, R., y Genety, J.: Manual de Medicina del Deporte. Barcelona. Masson. 1985.

· Subotnick, S.: Lesiones en el Deporte y el ejercicio Físico. Madrid. Librotec. 1994.

Volver al índice de la Revista

Para volver a la portada de DxT: Fútbol ->

Subir