Premios          Como llegar         Tu cuenta     

 
Fase de fabricación
Enlaces de interes

Fase de utilización



IMPACTO AMBIENTAL DE LOS AEE


La evaluación de impacto ambiental (Environment Life Cycle, LCA) es una técnica para evaluar los aspectos ambientales y los potenciales impactos asociados con un producto o un servicio. La LCA estudia los impactos ambientales a lo largo de todo el ciclo de vida del objeto estudiado, es decir, desde la obtención de las materias primas, hasta la producción, uso y depósito final.

Una LCA se divide normalmente en cuatro fases diferentes:

1. Definición del producto estudiado y su ciclo de vida, así como se deciden las reglas para el resto del estudio.

2. Realización de un minucioso inventario de todas las actividades asociadas con el ciclo de vida de los productos estudiados. En este inventario se recoge información acerca del uso de energía, de emisiones, del uso de las materias primas, de la generación de residuos, etc.

3. Aplicación de la física, la química y otras relaciones científicas se aplican a los resultados del inventario para  calcular teóricamente el impacto ambiental. Esta fase es llamada evaluación del impacto ambiental. En la fase final, se interpretan los resultados del inventario y la evaluación de impacto, así como se redactan los resultados.

La estimación del impacto ambiental debe basarse no sólo en una etapa del producto sino el el ciclo de vida completo, desde la extracción y producción de los materiales hasta las operaciones a realizar al finalizar la vida del producto.

Además, deben considerarse diferentes aspectos, no sólo la energía. Así, deben tenerse en cuenta la prevención del calentamiento global, acidificación del medio, la eficiente utilización de recursos, la utilización de materiales no tóxicos, etc.

                                                                      FASE DE FABRICACIÓN                                                             

En la fase de fabricación una parte muy importante del impacto ambiental se debe a la energía necesaria para fabricar el wafer.

El proceso de producción de dispositivos semiconductores exige un alto consumo de energía. La explicación es termodinámica: se parte de materiales de alta entropía para llegar a producir estructuras altamente organizadas, de extremadamente baja entropía. Se precisa, pues una elevadísima aportación de energía para la transformación en una estructura organizada. Por ello, este consumo es muy superior – varios órdenes de magnitud mayor- al de otros productos tradicionales.

El impacto ambiental del ciclo de vida de un circuito integrado es proporcional al área del dado, al número de pasos de máscara durante el proceso de fabricación del dado y a la cantidad de oro. La presencia de hilos de oro y oro en el sustrato, supone el mayor impacto ambiental de la fase de adquisición de materias primas.

¿sabías que...?

Desechar sin más, al cabo sólo de unos pocos años, millones de ordenadores aún funcionantes, en cada uno de los cuales se ha consumido tan gran cantidad de energía y de materiales, supone un despilfarro, es un disparate desde el punto de vista medioambiental. La reutilización permite, alargando su periodo de uso, hacer más “rentable” el impacto ambiental a que su fabricación dio lugar.

                                                         FASE DE UTILIZACIÓN                                                                              

 1. Corto periodo de uso que le dan sus usuarios.

Los equipos de alta tecnología, dada la rapidez de evolución de la misma, van siendo considerados como obsoletos por los usuarios y dejados de utilizar en períodos de tiempo cada vez más breves. Así, por ejemplo, y de acuerdo con RetroSystems Inc., el tiempo de vida de la CPU de un PC es tanto menor cuanto más reciente sea su año de fabricación, estimándose que esta vida se estabilizará alrededor de los dos años a partir del año 2.005. Un estudio similar llevado a cabo en Japón, revela que el 15,6% de los usuarios profesionales reemplazaron sus ordenadores en menos de 2 años y el 45,0% cada 3 años.

" Este corto período de tiempo de uso hace que el notable consumo de energía empleado en su fabricación sea proporcionalmente muy relevante".

" De aquí la gran importancia que tiene utilizar los ordenadores tanto tiempo como sea posible".

2. Consumo en espera (stand by)

«Un importante tema en la industria electrónica es el consumo en espera (stand-by). Aunque el consumo de un aparato particular sea muy pequeño, la suma sí que importa. En Alemania, p. ej., se estima en torno al 2,7% de todo el consumo eléctrico el consumo en espera de todos los aparatos de tecnología de comunicaciones e información así como de electrónica recreativa. No se trata sólo de una cuestión de consumo y costes, sino también de una cuestión de protección climática». (Desarrollo sostenible, ...más allá del reciclado, Ignacio Campino, RELEC’04)

 El hecho de que, por ejemplo, un alto porcentaje de los usuarios de telefonía móvil dejen sus cargadores enchufados aún cuando su terminal no está en carga, se debe a una falta de información. Por ello debe proporcionarse a los usuarios instrucciones de desconectar los cargadores después de su uso, destacando este hecho en los manuales, en rótulos sobre los mismos cargadores, dotándolos de avisadores acústicos o visuales que recuerden al usuario que el cargador no tiene conectado el terminal.

 También utilizar sólo cargadores que se desconecten cuando la batería esté completamente cargada

 

                                                      CUANDO SE DESECHAN                                                                              

El reciclado de los AEE de alta tecnología es un proceso difícil, costoso, contaminante y de baja rentabilidad, ya que generalmente son estructuras compactas, constituidas por diferentes pequeños componentes, frecuentemente conteniendo sustancias nocivas. Además, es de escasa rentabilidad por la mencionada pequeñez de sus elementos, por la insignificante cantidad de sustancias valorizables, la presencia de múltiples plásticos diferentes e incompatibles, etc. A diferencia de ello, en general, los equipos que no son de alta tecnología (tales como lavadoras, lavavajillas, etc.) suelen contener una buena cantidad de materiales valorizables (principalmente metales), son más fáciles de desmontar, están constituidos mayoritariamente por pocos tipos de plásticos, etc.

La repercusión de estos inconvenientes de los equipos de alta tecnología se ve incrementada por el hecho de la gran cantidad de unidades existentes, por el enorme parque actual.

 SE VENDEN

- se venden cada año en el mundo unos 180 millones de PCs;

Ordenadores que dentro de 3 años serán sustituidos por otros más nuevos, más bonitos y más rápidos, pasando entonces aquéllos a ser basura tecnológica.

 

SE DESECHAN

- 14 kilogramos/año/ciudadano europeo

- Casi el 5% de los residuos urbanos

- Entre 200.000 y 300.000 toneladas de RAEE

- Previsión     para      2007:       recogida      de 7 kg

 

                                                         EL IMPERATIVO MEDIOAMBIENTAL                                                        

El mundo en la actualidad es muy diferente de cómo era un siglo atrás. Tras tardar desde el comienzo de la especie humana hasta principios del siglo XIX en alcanzar una población mundial de los 1.000 millones de personas, tomó sólo poco más de un siglo en duplicarse esta población. Y duplicarse de nuevo tomó sólo 30 años más. Entre los años 1900 y 2000 la población humana creció de 1.500 millones de personas a 6.000 millones y en los próximos 50 año se espera llegue a 10.000 millones. Este crecimiento de población unido a un general incremento del nivel de vida en buena parte del mundo, está ejerciendo una tremenda presión sobre el ecosistema global. No podemos permitirnos ser derrochadores en el uso de nuestros recursos –y en la utilización de nuestro planeta como un vertedero para nuestros residuos-, tal como hemos hecho en el pasado.

La transición de una economía industrial a una economía basada en la información parece prometer la reducción del  consumo de recursos y de la generación de residuos. Pero encierra también peligros. En algunos casos podemos reducir los materiales –desmaterializar- por unidad de producto. Por ejemplo, un teléfono móvil es mucho más ligero que su equivalente de hace diez años. Pero, al mismo tiempo que más ligeros, también los productos son más baratos, lo cual significa que se venden –y por lo tanto se producen- en mucha mayor cantidad. Lo cual resulta en un incremento en la cantidad de materiales utilizados y en último término en los residuos que se generan cuando se desechan. 

Y no conviene olvidar que es limitada la cantidad de recursos que puede ofrecer la tierra, así como también limitada cantidad de residuos que puede absorber. Un estudio reciente de World Resources Institute estima que en los próximos 50 años la actividad económica mundial probablemente se incrementará en un factor de 5, al mismo tiempo que el consumo se triplicará.

En consecuencia, pese a la mencionada desmaterialización por equipo, globalmente el crecimiento en la utilización de materiales planteará un grave problema para el entorno.

El desafío para las próximas décadas consistirá en asegurar el crecimiento económico, al mismo tiempo que preserva los recursos de la tierra y la salud pública. Y ello no es probable que ocurra sin que ocurran grandes cambios en el modo que usamos los materiales.

 

 

                                                                     ENLACES DE INTERÉS                                                                

  Los mejores AEEs en Europa http://www.topten.info/

  Libro- COMPUTERS AND THE ENVIRONMENT - Eco-efficiency in industry and science series. Ruediger Kuehr and Eric Williams (Eds.). Kluwer Academic Publishers. United Nations University. vol. 14. 283p.                               http://www.it-environment.org/compenv.html

  Forecasting material and economic flows in the global production chain for silicon. Eric Williams- United Nations University, 53-67 Jingumae 5-chome, Tokyo, Japan.

  Energy implications of online book retailing in the United States and Japan H. Scott Matthews, Eric Williams, Takashi Tagami, Chris T. Hendrickson - United Nations University, 53-67 Jingumae 5-chome, Tokyo, Japan.


      Principal               Volver     

       Círculos de Innovación y Tecnología
      Contáctenos: grupo.cit@uca.es