Experimentación en Química I

Normas de Seguridad




 
 
 

NORMAS DE TRABAJO Y PRECAUCIONES
  • La bata en el laboratorio es imprescindible para evitar deterioros en la ropa por quemaduras, manchas, etc. Deberá ir siempre abrochada.
  • No fumar ni comer en el laboratorio.
  • No se calentarán líquidos en recipientes de vidrio no resistente al calor (como probetas, matraces aforados, frascos, pipetas, etc), ni aquellos cerrados herméticamente.
  • Nunca se pipeteará con la boca, sino con los dispositivos que se facilitarán al efecto.
  • No introducir pipetas, varillas de vidrio ni cualquier otro objeto en los frascos de los reactivos, pues se contaminan.
  • Los mecheros se apagarán en el mismo momento de terminar su USO.
  • Los alumnos no realizarán experimentos no autorizados ni modificarán los propuestos.
  • No echar en ningún caso papeles o productos sólidos en las pilas de desagüe.
  • Las quemaduras por calor se tratan con abundante agua y una pomada adecuada. Las quemaduras por ácidos o bases concentrados se tratan lavando la zona afectada con agua durante 3-4 minutos, pudiéndose aplicar después una disolución diluida de bicarbonato sódico o ácido acético, respectivamente.
  • En el laboratorio hay que trabajar con las gafas de seguridad. Por otra parte, el llevar lentes de contacto no es recomendable, pues si hay vapores irritantes se pueden acumular entre la lente y el ojo ocasionando lesiones en éste.
  • No deben olerse directamente los vapores desprendidos en ningún proceso, ni probar ningún producto.
  • Cuando se trabaja con sustancias que producen vapores tóxicos se utilizará la campana extractora.
  • Antes de abandonar el laboratorio, compruebe que el agua y el gas están completamente cerrados.
  • Una vez terminada la práctica deje el puesto  ocupado y el material empleado perfectamente limpios.
  • Al abandonar el laboratorio se lavarán las manos.


SÍMBOLOS DE PELIGROSIDAD DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS


SUSTANCIAS TÓXICAS
Peligro: Estos productos provocan casi siempre lesiones graves o incluso la muerte, sea por inhalación como por ingestión o por contacto con la piel.
Precauciones: Evitar absolutamente todo contacto con el cuerpo.
Ejemplos: Trióxido de arsénico, cloruro mercúrico.

.
SUSTANCIAS NOCIVAS
Peligro: La absorción de estos productos se manifiesta por lesiones de menor gravedad.
Precauciones: Evitar el contacto con el cuerpo incluso la inhalación de vapores.
Ejemplos: Piridina, tricloroetileno.
.
SUSTANCIAS CORROSIVAS
Peligro: El contacto con estos productos destruye tejidos vivos y ciertos materiales.
Precauciones: No respirar los vapores y evitar el contacto con la piel, ojos y vestidos.
Ejemplos: Bromo, ácido sulfúrico.
.
SUSTANCIAS IRRITANTES
Peligro: Los productos que llevan este símbolo pueden irritar la piel, ojos y vías respiratorias.
Precauciones: No respirar vapores de estos productos y evitar el contacto con la piel y los ojos.
Ejemplos: Amoníaco.
SUSTANCIAS EXPLOSIVAS
Peligro: En ciertas condiciones estos productos presentan un específico peligro de explosión.
Precauciones: Evitar los choques, la fricción, las chispas y el fuego.
Ejemplos: Dicromato amónico.

 
SUSTANCIAS COBURENTES
Peligro: Los productos comburentes favorecen la inflamación de las materias combustibles o mantienen los incendios impidiendo la extinción.
Precauciones: Evitar todo contacto con las materias combustibles.
Ejemplos: Peróxido sódico, permanganato potásico.

 
SUSTANCIAS FÁCILMENTE INFLAMABLES
  • Sustancias autoinflamables. Precauciones: Evitar todo contacto con el aire. Ejemplos: Fósforo
  • Gases fácilmente inflamables. Precauciones: Evitar la formación de mezclas inflamables vapor-aire y el contacto con todas las posibles fuentes de ignición. Ejemplos: Butano
  • Sustancias sensibles a la humedad. En contacto con el agua algunos de estos productos desprenden gases que son fácilmente inflamables. Precauciones: Evitar el contacto con la humedad o el agua. Ejemplos: Litio.
  • Líquidos inflamables. Líquidos cuyo punto de inflamación se sitúa por debajo de 21ºC. Precauciones: Mantener estos productos separados de llamas, chispas y de cualquier clase de fuente de calor. Ejemplos: Benceno, acetona.

 

ACCIDENTES MÁS FRECUENTES

Los accidentes en el laboratorio se producen principalmente por:

  • Fuegos que implican sustancias químicas altamente inflamables. Líquidos inflamables, que son fundamentalmente compuestos líquidos orgánicos de bajo punto de ebullición. Hay que mantenerlos lejos de las llamas de los mecheros y de las placas de calefacción. Reacciones químicas en las que se desprenden gases inflamables.
  • Cortes con vidrios rotos.
  • Quemaduras al tocar material de vidrio caliente o los mecheros encendidos.
  • Inhalación de vapores venenosos, ingestión o absorción cutánea de sustancias tóxicas.
  • Vertido de disoluciones concentradas de reactivos químicos. El caso más frecuente es el de quemaduras producidas por ácidos o bases en Su contacto con la piel. Hay que tener especial cuidado con lo ojos, pues pueden alcanzarles salpicaduras de ácidos, bases o sustancias calientes. Para diluir un ácido o una base concentrados, añadir éstos lentamente sobre el agua, nunca al contrario.


TELÉFONOS DE SOCORRO

  • Médico de empresa
  • Médico de urgencias
  • Urgencias de la Seguridad Social
  • Ambulancia
  • Bomberos
  • Centro Nacional de Toxicología
  • Servicio de Vigilancia de la UCA
  • Mútua de Accientes de la UCA
  • Protección Civil